Estudio Arte Heredia
La música es un derecho de todos

Programación Neurolingüística

La programación Neurolingüística es un sistema de técnicas que se ocupa de encontrar la forma más eficaz de comunicar.
  • Estudia cómo nos comunicamos con nosotros mismos  y cómo nos comunicamos con otros.
  • La programación neurolingüística es una escuela de pensamiento pragmático que sostiene que en última instancia toda conducta humana se desarrolla sobre una «estructura» aprendida, la cual puede ser detectada para ser modelada (copiada) por otras personas y obtener con ello resultados similares..
  • Sostiene que es posible reprogramar esta estrategia, si es que hay algo que la limite o para potenciar algún recurso, comportamiento o creencia, con el fin de mejorar la calidad de vida.
Aprender música es un campo perfecto para aplicar las técnicas de Programación Neurolingüística (PNL). Por una parte hay gran cantidad de suposiciones sobre el aprendizaje musical con los que usted cuenta y que en nada ayudan. Por ejemplo, mucha gente piensa que la música es una materia compleja, que hay que tener talento y que la teoría musical es algo tan confuso que dificilmente se logre dominar.
Este tipo de creencias limitantes deben ser sustituidas por otras que nos ayuden a motivarnos y a conseguir el resultado deseado.

Esto no implica que sólo con creer que uno puede aprender a tocar un instrumento musical fácil y rápidamente puede lograr hacerlo.
El siguiente paso es encontrar la estrategia adecuada para cada uno.
Normalmente se debe considerar una cantidad de detalles como por ejemplo de qué manera se relaciona el sonido con la notación musical y esta con el instrumento y la técnica del mismo.
Esto permitiría eventualmente desarrollar la memoria muscular, visual y auditiva de cada una de las notas que constituyen un tema musical o una improvisación.
Una de las bases formativas de la PNL es que no existen los errores, más bien existen los aprendizajes. En este sentido la creencia de que la perfección deviene de la práctica es erronea en la medida que la práctica no sea perfecta. Y este es justamente el motor principal de este método ya que se trabaja fundamentalmente en la manera en que la información es captada por el/la estudiante quien debe conocer al detalle, sin dudar, cada movimiento.